Certificado-FdB-200x200.jpg

Juli y Tato, cada momento

 

 

Es un gusto ir a casamientos en los que los novios disfrutan cada momento y saben compartirlo con todos. Así fue con Juli y Tato, desde principio a fin…

 

Empezamos los preparativos con la familia de Juli y varias amigas, todas alrededor de la mesa intercambiando conversaciones de todo tipo entre maquillaje y peinado de todas y cada una. Desde temprano todo muy divertido, como suelen ser los preparativos multitudinarios. Y no podía faltar Gloria (la perrita), presente en cada etapa de la vida de Juli…

 

En el Sagrado Corazón, después de la clásica foto con sus amigos del colegio, Tato esperaba bien tranquilo ese momento en que se abriera la puerta. Complicidad absoluta entre Juli y Tato, risas y miradas geniales hicieron una ceremonia alegre, feliz…

 

Minutos más tarde, Campos de Ibarlucea nos esperaba impecable, todo preparado de manera bien personalizada por Triada Ambientaciones, conociendo bastante el gustos de los novios. El Civil tuvo de todo, desde lágrimas hasta risas, palabras y miradas con cada testigo… para terminar a puro festejo con la sorpresa de fuegos artificiales. La fiesta fue power, muy power. Grupos de amigos que saben festejar a lo grande, y familia que no se quedaba atrás: éxito asegurado. Casi sin parar, disfrutando cada momento y sobre todo compartiéndolo con cada invitado…

 

Felicitaciones Juli y Tato, muchas gracias por todo!!! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload