Certificado-FdB-200x200.jpg

Martu + Herni, pura alegría

Cuando te toca trabajar con novios así, todo se hace fácil y se disfruta mucho más. Desde la primera entrevista ya supe que nos íbamos a entender a la perfección, y para mí eso es muy importante…

Martu y Herni se casaron por Civil un par de semanas antes, y cuando faltaban pocos días para la fiesta hicimos la e.session, que sirvió para ratificar la buena onda con la que trabajaríamos durante todo el casamiento.

 

En el Savoy arrancamos temprano, en una habitación tan grande como repleta de gente, que siempre hace más divertidos los preparativos. Madre, hermana, primas y la estrella de la tarde: la sobrina de Martu.

Mientras, Herni no se quedaba atrás y también metía una multitud en el depto. de un amigo, donde no podía faltar el brindis previo a salir para la Iglesia. Todo bajo la atenta mirada de mi colega y amigo Jorge Schwab, que me acompañaría todo el casamiento (muchas gracias Jorge!!).

 

Para la ceremonia llegamos a plena luz del día, mientras la Parroquia Santísimo Sacramento completaba sus bancos con familia y amigos. La celebración fue impecable, a manos del Padre Gonzalo y el Padre Pablo. Toda la ansiedad fue rápidamente cambiada por emoción y risas, que nunca faltan en este tipo de ceremonias.

 

Hasta la vecina ciudad de Pérez nos fuimos para la fiesta, que prometía mucho pero la verdad es que nos quedamos cortos. El lugar nos recibió impecable, repleto de detalles y un ambiente descontracturado que invitaba a disfrutar cada rincón (y tomar sin descanso para enfrentar el calor). Y para la fiesta, con familia y amigos así, no hay pista que aguante!! Hubo de todo: una intro de salsa de los novios, banda sorpresa, pogo y mucho pero mucho baile, hasta la claridad en el cielo indicara el final…

 

Es que con novios así, todo se hace fácil y se disfruta mucho más… felicidades Martu y Herni!! Muchísimas gracias por todo!!! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload