Certificado-FdB-200x200.jpg

Naty + Ger

Que un casamiento termine a las 5 de la mañana con todos fundidos en un abrazo en el medio de la pista, es una buena señal. Y no sólo los novios y amigos, sino también los padres, hermanos, y hasta la abuela. Fue la noche que merecían Naty y Ger, sin dudas…
El Civil había sido unos días antes, una clara antesala de la gran noche, con abundancia de risas, tanto antes como después de la generosa lluvia de arroz. 
Apenas terminamos los preparativos con la familia de Naty, salimos rápido para Cristo Rey donde ya esperaba Ger junto al Padre Pablo, viejo conocido del barrio de hace tantos años. La emotividad de la ceremonia nos dejó preparados para destapar toda la energía en la fiesta, y para eso Tamarindo vibró largas horas al ritmo de Naty y Ger, que no quisieron dejar la pista en ningún momento.Hubo motivos para festejar, y se dejaron ver en todo momento. Con todos, en la noche que Naty y Ger merecían…

Felicidades Naty y Ger, mil gracias por todo!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload