martes, 21 de octubre de 2014

Clari + Guido (La Catedral / Terrazas del Paraná)

Las fotos pueden decir cosas, a veces poco, a veces mucho; pueden hacernos recordar, imaginar y hasta pueden emocionarnos. En contados casos, como el de Clari y Guido, una foto puede hacer empezar algo grande…
Por eso el Civil fue ahí, donde hace 9 años Guido descubrió en una imagen a Clari, a pesar de ya haberla visto varias veces antes. Una historia que se celebró a lo grande, y que vale la pena contar… con fotos.
Una semana después del Civil (día inmejorable), empezamos los preparativos de Clari en el Ros Tower, junto a su mamá y Cata, infaltables. Mientras, Daniel Perez documentaba cómo Guido y sus amigos se preparaban para el camino a La Catedral, y Giovana se sumaba para colaborar con el equipo (muchas gracias a ambos!). Por suerte, todo era cerca, perfecta organización.
Para la ceremonia, la ansiedad era compartida y nadie lo ocultaba, como tampoco se ahorraron emociones desde que sonó “Everything I do” en la entrada de Clari con su hermano Pato. 
En Terrazas del Paraná la fiesta se largó con un video (de fotos, claro) y no quiso frenar un segundo. Familia, muchos amigos, baile, ramo y cotillón, condimentos que no faltaron para cerrar una noche impecable…

Muchas gracias por todo Clari y Guido, felicidades!!










































lunes, 6 de octubre de 2014

Nia + Francisco, cuando uno más uno es más que dos…

Motivos no faltaban para hacer de este casamiento un verdadero festejo, y Nia y Francisco lo hicieron notar. Desde el Civil, una semana antes, ya anticiparon que querían compartir su alegría… y eso ameritaba una gran celebración.
Los preparativos de Nia empezaron en su casa, aprovechando que la noche anterior la lluvia había agotado cada centímetro de nubes para dejarnos a la luz un panorama inmejorable. Con maquillaje de Lula Ferrarons, peinado de Valeria Pelloni y vestido de Nancy Bleger, la familia fue protagonista de una previa que ya generaba expectativas.
Si perder tiempo salimos para San Patricio, donde se sumó a ayudarme un amigo y exalumno, Nacho Barraza (muchas gracias querido!). Quienes conocen el lugar saben que es una capilla muy linda y simple, perfecta para lo que querían Nia y Francisco. El padre Pablo llevó la ceremonia con gran emotividad, sin olvidarse del toque personal con palabras dedicadas especialmente a los protagonistas.
La fiesta empezó y terminó en mayúsculas, copando Punta Barranca en toda su extensión. Sigo sorprendido de cómo bailaron y saltaron casi 6 horas seguidas sin parar, y no estoy exagerando; los registros de mi cámara no me dejan mentir. Sin dudas, la música de Gerónimo Schlieper y la energía de Nia y Francisco contagiaron a cada invitado: nadie se quería ir!
Nia y Francisco empezaron con todo esta nueva etapa, y no van a estar solos. Siguen sumando motivos para celebrar… esperamos noticias en unos meses! Felicidades y muchas gracias por todo!!